SERÁ UN AÑO MUY LARGO...

El Barça sigue anclado a Messi y se niega a avanzar...

La catastrófica planificación deportiva augura los peares presagios para la temporada 2013/14.

Aunque cueste creerlo el Barça, tras una temporada cargada de tribulaciones y una vez recibido el enorme golpe de gracia del Bayern, comienza el nuevo curso con sólo un fichaje (Neymar Jr.) y hasta seis bajas (Thiago, Abidal, Villa, Fontás, Bojan y Muniesa). Y eso que parecía que la dura bajada al piso que produjo la hecatombe frente al Bayern auguraba una revolución en la plantilla, que desde prácticamente todos los foros se anunciaba o reclamaba, incluido algún que otro futbolista del plantel (recuerden las curiosas declaraciones de Piqué una vez asumido el golpe de la eliminación traumática de la Champions League).
Desde hace tres veranos venimos denunciando la situación deportiva. Es justo desde que Zubizarreta comenzó a tomar decisiones sin la relevante influencia de Pep, tras su marcha . Desde entonces, no sólo los resultados sino también el fútbol exhibido rezuman cada vez más pobreza.  El Barça baja un escalón cada temporada y por eso no debe extrañar que si bien las distancias competitivas en España se han recortado muchísimo ya no sólo frente al Madrid, sino también al respecto de otros rivales nacionales como el At.Madrid o el Valencia; la realidad nos dice que otros grandes clubes europeos ya le han superado en el campo (Chelsea, Bayern, etc...).
¿Por qué decimos esto? Seamos capaces de argumentarlo técnicamente:
La dirección deportiva fue incapaz de anticiparse al enorme problema que asomaba en el horizonte al respecto de la portería. Valdés, ya no sólo por su irregular rendimiento sino por su especial carácter, podía dar la espantada como al final va a suceder. A estas alturas, ningún portero ha venido para curtirlo como digno sustituto.
Al respecto de la defensa el asunto clama al cielo. Desde hace tres años se echa en falta que lleguen los herederos de zagueros brillantísimos que tanta gloria han dado. Unos se fueron y otros han decaído (Abidal, Alves, Puyol) por el natural desgaste de la edad y de los partidos sin que desde la dirección deportiva se moviera un dedo para buscar los relevos oportunos que garantizaran el mantenimiento del elevado nivel competitivo(Jordi Alba es la excepción ). Ahora ya no es que falta músculo y frescura, sino también juego aéreo y velocidad. El parche que Pep inventó como solución de urgencia con Mascherano se ha mantenido para intentar soportar una avalancha de presión que ya es incontenible. En la actualidad cualquier rival aplaude las jugadas a balón parado, especialmente los córners, porque suponen medio gol contra el Barça. A todos los ojos escuece tal espectáculo dantesco salvo a la dirección deportiva si nos atenemos a su absoluta pasividad.
En el medio campo ha ocurrido tres cuartos de lo mismo. Piezas básicas se fueron por caprichosas decisiones de Pep (Yayá Touré), o simple mala gestión (Thiago), por edad (Keita) y  otras ya no son capaces de aportar la excelencia acostumbrada por obsolescencia (Xavi o en menor medida , Iniesta). Si a eso le añadimos que vinieron sustitutos de menor rendimiento (Césc, Dos Santos, Song) o promesas (Sergi Roberto), el resultado que nos dan estos ingredientes es el de un medio campo potente, pero ya no dominante en el máximo nivel.
Finalmente, el mal endémico de la delantera. La gravísima decisión de Pep  de echar a Eto'o ("por no haber feeling") se ha unido a la llegada de mediocridad (Pedro, Alexis, Afellay, Bojan), con lo que sólo el efecto Messi(¡pero qué efecto!) ha mantenido al Barça con posibilidades de alcanzar algún título (Copa o este año pasado la liga). Ha llegado un crack con potencial de megacrack como es Neymar Jr. Un fichaje necesario del que es responsable Sandro más que Zubizarreta. Fue como un ultimatum pues de no haber reaccionado Sandro, que partía con la ventaja de la voluntad del futbolista, éste hubiera acabado en el máximo rival con quién lo tenía todo casi hecho. Poco o nada pintó aquí Zubizarreta.
Como conclusión nos encontramos una plantilla enormemente descompensada. Con un solo portero de nivel, que además tiene fecha de caducidad pues todos sabemos que abandonará el Barça al final de la temporada (con la precariedad que ello supone), porque Pinto por edad y calidad, nunca podría ser titular de este equipo. Además Oier, que sinceramente creo que fue el año pasado el peor portero de 2º división (repasar sus actuaciones de la temporada causa estupor), se ha encontrado con el privilegio de ser el tercer portero de este equipo.
En la defensa no ha venido nadie. Se nos cuenta que Martino es el gran responsable de la decisión, que ha decidido esperar a Puyol tras su enésima lesión y con 35 años. Hoy mismo Zubi ha confirmado en rueda de prensa que su fichaje para la defensa es Puyol, "que lo ha visto hoy en el entrenamiento". Pensar que Puyol puede mantener el nivel exigible al que nos tenia acostumbrados hace 3 o 4 años es apelar al mito de la juventud eterna, lo cuál queda bonito en literatura pero ridículo en fútbol. Mascherano ha resultado ser un excelente parche temporal pero el invento ha durado demasiado y se le debe dejar de torturar (y de paso también a los seguidores) con hacerle jugar de titular en esa posición que no es la suya. A pesar de todo, su rendimiento sigue siendo extrañamente correcto. Contar con él como central titular para 50 partidos de máximo nivel suena cuanto menos a decisión extremadamente arriesgada, empezando porque no tiene cuerpo ni juego aéreo para rendir convenientemente.
Piqué se encuentra como único defensor de ciertas garantías, aunque su rendimiento cada vez es más pobre probablemente motivado por la soledad en su posición ya que desde hace demasiado tiempo no le rodea ningún defensa de verdad. Bartra , a pesar del enorme cariño que sentimos todos los barcelonistas por los chicos de la cantera, está demasiado tierno como para tener presencia en esta plantilla.
Ante este panorama, cualquier contragolpe bien elaborado, un simple pelotazo a la espalda de Piqué y Mascherano o una jugada cercana al área a pelota quieta provoca terror en la enclenque zaga blaugrana. Eso al respecto de los centrales puesto que aunque sinceramente creo que Jordi Alba es un excelente lateral izquierdo y Adriano un estupendo recambio (a pesar de sus constantes lesiones que hacen de él justo eso, un recambio ocasional nunca un titular), en el otro costado Dani Alves es protagonista de un permanente agujero negro que provoca aún más desasosiego en el sistema defensivo azulgrana. El brasileño, a sus treinta años, ha perdido velocidad, fogosidad y temple en los centros mientras que ha incrementado la toma de malas decisiones tanto en ataque como en defensa y la inestabilidad táctica. Se intenta justificar su presencia en el equipo por la labor de ayuda a la adaptación que podrá prestar a Neymar Jr., lo que a mi juicio resulta un pretexto demasiado débil si atendemos a los 20-25 M€ que se podrían haber recaudado con su traspaso más el ahorro de su descomunal ficha. Montoya seguirá siendo una promesa firme para las ausencias de Alves y Adriano en el costado derecho. Aún confío en él y sus condiciones.
En la medular, donde no hace demasiado tiempo el Barça cimentaba sus victorias y controlaba los partidos, la falta de fichajes y la obsolescencia de jugadores claves, como decía, comienzan a pasar factura. La presión de los rivales gordos comienza a notarse justo en esta zona del campo. Xavi camina por el campo y aunque piensa tan rápido como siempre, ya no le responden las piernas como antes, a sus 33 años. Iniesta también acusa la enorme acumulación de partidos aunque su calidad impera aún. Busquets continúa siendo un coloso para sostener en la gran mayoría de partidos al equipo desde su firmeza en la contención y su pasmosa calidad en la salida de pelota aunque su recambio , Song, provoca que el dominio baje un par de escalones cuando le toca sustituirle. Algo parecido ocurre con Césc. Discutir su calidad sería tan absurdo como debatir si en el mar existe el agua. Pero su rendimiento está ahí. Con cara de perdido, asiste en muchos partidos a las jugadas como espectador sin participar , rematando con desgana e inocencia, perdiendo balones peligrosísimos aparentando indolencia , como si la cosa no fuera con él. Por ello la decisión de venderle hubiera sido la más sensata. Atendiendo a su rendimiento durante estos dos años, me cuesta creer que enderece el rumbo y se convierta en el centrocampista relevante con llegada y manejo en la medular que necesita este Barça ,especialmente cuando las ausencias de Xavi acontezcan.
Sergi Roberto es una promesa firme que me ilusiona. Tiene calidad, físico y llegada. Creo que debe estar en el equipo y aportar cuando le toque. Confío en su eclosión más pronto que tarde, aunque la pésima planificación deportiva penalice el rendimiento global del equipo y pueda afectarle negativamente.
Dos Santos estaba fuera del Barça pero la llegada de Martino le ha beneficiado inesperadamente. Es una máquina de perder balones pero el Tata no le conoce lo suficiente y en los entrenamientos estoy convencido de que ha llamado su atención por su sacrificio. A su edad y en la situación que estaba es más que lógico que demostrara sus ganas de quedarse. Pero el Barça no debería ser una ONG y Dos Santos no puede aportar nada a este equipo si hablamos de la excelencia que deberíamos exigirle. Insisto, es difícil encontrar un jugador capaz de perder más balones que él. Y eso es pecado para nuestro modo de jugar. Otra frivolidad que deberemos tragarnos este año.
En definitiva comprobamos que se nos fue la promesa de Thiago y las subidas al primer equipo de los dos chicos son más simbólicas que otra cosa, por lo que los buenos tienen un año más, las carencias al respecto de frescura, talento,llegada y juego aéreo no se han cubierto ; y todo ello significa que este centro del campo continúa retrocediendo en competitividad frente a otras medulares de grandes rivales.
Y nos queda el eterno problema del ataque. La llegada de Neymar Jr. es la mejor noticia desde el fichaje de Eto'o hace ya demasiados años. Pero el chico no es un delantero centro. Se nos ha ido Villa y nadie le ha sustituido en puridad. Esto significa que el Barça es el único equipo de élite del panorama mundial que no cuenta con ningún delantero puro (todos son extremos o medias puntas reconvertidos). Las carencias en el remate llegan a puntos insospechados. Neymar o Messi son tan buenos que pueden rematar pero ninguno es especialista en esta función y siempre se les nota incómodos dentro del área. Suena terrible pero es otra consecuencia de la labor de la dirección técnica.
Pedro se gana a pulso su traspaso en cada partido. Absolutamente inoperante en el remate , su generoso esfuerzo y riqueza táctica no supone suficiente justificante de que no haya sido traspasado aprovechando el importante caché que tiene a nivel internacional. Verle tropezarse solo cuando tiene que empujar balones a gol duele demasiado a la vista.
Existía la posibilidad  de aprovecharle como lateral derecho , reconvirtiéndole a esa posición pues es innegable su velocidad, rigor táctico y disponibilidad emocional del chico. Sólo esta opción podría haber contemplado para mantenerle en el equipo y siempre y cuando no llegara por él una oferta superior a los 30M€ (parece que el PSG hubiera alcanzado e incluso superado esa cifra por hacerse por sus servicios lo que nos huele al enésimo error de Zubi por no haber aceptado esta presumible oferta).
Tello es otra apuesta de futuro. Veo bien que siga y que se le dé la oportunidad de explotar. Ojalá la timidez no le robara arrojo a la hora de tomar decisiones valientes para encarar y rematar a portería con violencia cuando la oportunidad se le presenta pues este muchacho le adivino olfato de gol verdadero.
Afellay y Cuenca están lesionados. Ninguno de los dos tiene calidad para estar en esta plantilla. Ambas son frivolidades de Pep que arrastramos desde hace tiempo, como es el caso de Alexis. Sabemos de su sacrificio y de su entrega. También de sus condiciones físicas magníficas pero sus desbordes son demasiado ocasionales y comienzan tan bien como mal acaban. Cara a gol es casi hilarante. Su aportación responde a un deseo o a una esperanza de alquien que ya no está (Pep). De haberse empeñado Zubi en traspasarlo lo hubiera conseguido puesto que en Italia aún goza de prestigio y consideración. Que no haya movido un dedo para al menos intentarlo es otra "hazaña" a destacar de semejante personaje. Alexis sobra en esta plantilla desde hace un año. Mantenerlo es añadir aún más problemas a este proyecto (si le podemos llamar así).
De Neymar Jr. sólo puedo decir que tiene unas condiciones innatas obvias. Es velocísimo, de técnica exquisita y debe cumplir las etapas oportunas que le lleven a dominar el fútbol mundial en los próximos años. Pero todo esto es sobre el papel. Las carencias de la plantilla de la que formará parte y el temor a ensombrecer a Messi le puede hacer mucho daño en su progresión, especialmente lo primero. En breve se le comenzará a exigir goles que probablemente se verá forzado a provocar él sólo. Y eso no estaba en el guión, al menos en su primer año. Si las cosas se hubieran hecho "como Dios manda", Neymar hubiera contado con el protagonismo justo, no exagerado al que se tendrá que enfrentar.
Es odioso que le haya tocado jugar el primer año en un equipo donde los centros maravillosos que podría enviar desde la banda nunca serían rematados por nadie (¿quién estará en el área?), ni que tenga que correr tanto hacia atrás porque no existe compensación en la medular, ni que un rematador pueda rebajarle la exigencia de que sea él el que aporte los 20 goles extra que a aquél le corresponderían.
Por lo tanto la plantilla está enormemente descompensada. No existen recambios de garantía para posiciones clave (portería, centrales, interior y, sobre todo, delantero centro).
Desde la dirección técnica y la propia Directiva en boca de su Vicepresidente deportivo, sr. Bertoméu, se ha confirmado que existía dinero para fichar lo necesario. O sea que las razones para encontrarnos en el comienzo con esta plantilla son estricamente deportivas como Zubizarreta ha sentenciado con palabras inequívocas: "tenemos la plantilla que queremos".
Esto nos lleva a criticar con dureza y basándonos en todos los argumentos expuestos, la penosa planificación deportiva de este año.


Nos queda el asunto del entrenador. Como saben, mi opción no era Martino, sino Koeman. Me cuesta pensar que Ronald hubiera aceptado esta plantilla tal cuál está, sin al menos haber fichado un defensa de garantías (más pensando que Koeman ha sido uno de los mejores centrales de la historia del fútbol). Pero no es lo menos censurable, en mi opinión.
Si les digo la verdad, Martino me gusta mucho. Me parece un técnico capaz, sensato, dotado de buen verbo, inteligente , que sabe comunicar y que le veo gestionar con eficiencia al grupo. Me gustan sus rotaciones, los apuntes tácticos que comienzan a verse sobre el campo, con presión bien organizada sobre el rival cuando no se mete demasiado atrás, con trabajo de marca individual en las jugadas a balón parado, su vigilancia y dirección desde el banquillo durante los partidos. Pero no nos engañemos, el bueno del Tata aún está aterrizando en Can Barça. Sigue deslumbrado por la calidad inmensa de estos futbolistas y estas sensaciones , lógicas por otra parte sabiendo de donde viene y atendiendo a su curriculum, no le dejan ver la realidad de una plantilla descompensada con gravísimos problemas en la defensa y en la definición de las jugadas sobre todas las cosas. Me entristece pensar en la posibilidad de que le hayan escogido como escudo a los potenciales reproches que lluevan sobre la dirección técnica e incluso sobre Sandro cuando, en buena lógica, los malos resultados comiencen a llegar. Hay entrenador, esa es mi conclusión, aunque no plantilla. Agarrarse a la idea de que en el mercado invernal podrían solucionarse las posibles carencias suena a improvisación y a una terrible incertidumbre más que probablemente inducida por la dirección técnica, que por el propio Tata.
Yo ya expuse cuál hubieran sido mis soluciones al respecto de la confección de la plantilla. Básicamente , y como opciones más factibles, el fichaje de Reina o Guaita para solucionar el affaire Valdés, la contratación de Verthongen o Mandala y Matthieu para el centro de la defensa, la de Fellaini o Isco para la medular y Luis Suárez o Chicharito para el ataque se me antojaron junto a Neymar Jr, por descontado, como las mejores opciones posibles que hubieran garantizado volver a recuperar la hegemonía perdida en Europa. Sabíamos que era clamar en el desierto pero la constancia de nuestra "denuncia-propuesta "permanecerá aqui.
¿Qué preveo que ocurra? No somos adivinos, no es nuestra labor la premonición sino el análisis, y éste queda aquí reflejado. Pero sí que  con todos estos datos nos atrevemos a augurar que será un año muy duro para el Barça. El once titular sigue siendo de garantías aunque las diferencias competitivas se hayan reducido tanto respecto a otros onces de grandes rivales. Lo que penalizará a la plantilla que Zubi "ha querido" son los llamados "factores externos" , es decir lesiones, sanciones, decisiones arbitrales y virus "UEFA". Estas variables sí que pasarán factura sin duda. Sólo si ,por milagro o ciencia infusa, no existiera ninguna baja importante durante el año, ni cansancio, ni malas decisiones arbitrales acontecieran, entonces sí que el Barça contaría con opciones reales de poder ganar la liga o incluso la Champions League. Pero intentamos ser serios aqui y esto es casi imposible que acontezca por lo que lo normal es que a este Barça le dé por aguantar en la liga hasta los cuatro o cinco últimos partidos con alguna opción de ser campeón; y caer en cuartos o con fortuna en el sorteo en semifinales al respecto de la Champions. Todo lo que sea obtener un título de los dos grandes suena a utopía si atendemos a las opciones reales de esta plantilla .
No sé si sólo la incapacidad y la torpeza (desconocimiento en caso del Tata) ha motivado que Zubi haya consentido elaborar esta plantilla. Si intento ser malo, a veces pienso que sabiendo Sandro que a Zubizarreta apenas le queda un año de contrato, se le presentan dos valiosos escudos de protección ante las probables críticas de prensa y aficionados. Si la cosa pinta mal, podrán entregar la cabeza del Tata acusándole de ser el responsable de que no se acudiera al mercado estival. Si pinta muy mal para Sandro, siempre podrá no renovar a Zubi a final de temporada y calmar los ánimos con un nuevo proyecto deportivo encabezado por un nuevo director técnico, a ser posible con más luces.
Sea como fuere, lo que tenemos delante son los restos del que fue considerado el mejor equipo de la Historia por muchos, y que ahora acude con lo justito a enormes batallas futbolísticas con todas las de perder por culpa de la ineptitud de estos dirigentes que nos han tocado soportar en esta delicada coyuntura.
Al respecto de los rivales en España, lógicamente el R.Madrid parte como favorito máximo para conquistar el título de liga. Con otro desembolso económico descomunal se ha hecho con magníficos centrocampistas jóvenes como Isco e Illarramendi. Ambos me gustan mucho, el primero por su talento y perfil Barça; y el segundo, por su semejanza a Busquets, aunque con menores dotes técnicas y físicas. Son apuestas serias y bien vistas de futuro , que ya deberían rendir en el presente. El medio campo del Madrid fue ninguneado por Mourinho y su falta de talento era alarmante. Casemiro destaca más por su físico que por otra cosa. No le veo grandes cualidades, aunque será un buen refresco para los pivotes titulares. Modric debería aprovechar la coyuntura. Tiene calidad y gran visión táctica, aunque se vacía en exceso ante la ausencia de juego asociativo en el medio. La venta de Ozil (gran pérdida de talento)es una clara intención por parte de Ancelotti de apostar más por el recurso del contragolpe que por el dominio de los partidos desde el balón y en el escenario del centro del campo. No nos engañemos, la cabra siempre tira al monte y Carletto es italiano. La llegada de Bale alienta esta propuesta. Es un futbolista de enormes cualidades físicas, velocidad supersónica y gran disparo aunque con carencias en el juego asociativo, dribbling y pase. En cualquier caso se intuye el deseo de dar  otro salto adelante en lo competitivo a priori. Y digo esto porque sin duda es un fichaje de altísimo riesgo y no sólo por el brutal sobreprecio pagado por él. Como saben, ningún futbolista británico ha podido triunfar nunca fuera de las islas y eso tiene mucho que ver con el ADN futbolístico que traen consigo. Si Bale consigue adaptarse no sólo al fútbol continental sino a lo que parece más difícil para él como es el modo de vida español, podría desembocar en un crack europeo de primer nivel. Por eso el giro táctico que de nuevo apunta Ancelotti apostando por el sistema de contragolpe en detrimento del fútbol de toque y asociación anunciado desde los altavoces oficialistas blancos. Jugar sin espacios es lo más difícil en el fútbol y ahí sí que Bale no tendría nada que hacer(como le ocurre a Cristiano). Ancelotti lo sabe y por eso está decidido a encontrarlos del modo más decepcionante: renunciando al balón. Al tiempo. El conflicto en la portería puede también derivar en inestabilidad en el vestuario pero el Madrid ha demostrado históricamente que es competitivo tanto o más en estos escenarios bélicos internos. A pesar de la propaganda, Carvajal, Jesé o Morata (éste sí es bueno), no creo que aporten demasiado por falta de oportunidades o por sobreestimación de la calidad de estos chicos.Finalmente encuentro que la no llegada de un ariete goleador como Suárez o Cavani rebaja el potencial goleador de un equipo que ya de por sí hace gala cada año de una efectividad prodigiosa. Benzema es discutido por su perfil Barça, de talento versus fiereza goleadora, mal comprendido por la visión madridista. A pesar de todo la longitud de su plantilla, el alivio que la falta de refuerzos barcelonistas les provoca y , en este caso, el sentirse más protegido por el efecto de los "factores externos" que tan dañinos son para el Barça les convierten, como digo, en favoritos para la liga.
Apuntar el bien hacer del Atleti, con una firmeza e inteligencia inusitadas en la labor discreta pero eficiente de la dirección técnica, apostando por la continuidad y confianza en Simeone , que tiene como resultado el evidente salto de calidad que han dado y que les hace mirar el presente y futuro con optimismo. Cualquier descuido del Barça o alguna baja prolongada de Messi, Neymar Jr. o de Valdés les podría aúpar con una segunda plaza o , por qué no, por disputarle directamente la liga hasta el final al Madrid.
En Europa veo muy fuerte al Bayern siempre que Pep no esté demasiado tentado en experimentar cosas raras (avisos serios ya ha tenido al respecto apostando por Lahm en el medio campo o sacando de la titularidad a Schweinsteiger o a Kroos ), al Chelsea de Mou que con Eto'o y la fe que afición y plantilla le profesan siempre será un rival durísimo para cualquiera, al ManU que ha podido mantener a Rooney y fichar a un potencial crack como Fellaini a última hora, a la Juventus que sigue creciendo sin parar (ojo a Pogba) y al City si Pellegrini se decide a apostar por los realmente buenos en una plantilla fabulosa (frivolidades como Javi García o Negredo son incomprensibles). De entre estos candidatos más el Madrid debería salir el campeón de Champions de este año. Me encanta el Dormund pero algo me dice que se caeran en la última etapa de la temporada ante la exigencia del calendario y la cortedad de su plantilla.
En definitiva, comenzamos con pesadumbre esta nueva temporada con la amarga sensación de que será una etapa de transición que nos lleve probablemente a la marcha de Zubi , el peor director técnico que yo recuerde, para emprender una nueva era el verano que viene , ya veremos si con elecciones anticipadas, atendiendo a la gravedad o no de los resultados. Yo no jugaría demasiado con la paciencia de una afición tan paciente, valga la redundancia, como es la barcelonista.
Eso sí, y dicho quedará, si los "factores externos" no influyen negativamente  a este capitidisminuido Barça y la suerte acompaña por una vez, el once azulgrana sigue siendo el mejor y podría alzar alguno de los dos grandes títulos. Pero francamente se me antoja casi imposible que podamos pasar un año entero sin lesiones ni bajas ni agresiones arbitrales.
Como colofón , y a pesar de la pesadumbre que irradia este análisis que quiere ser riguroso, que nadie dude de que mi deseo siempre será que el Barça gane todos los partidos. Ojalá sea así y el fútbol nos demuestre que no tiene lógica. No sería la primera vez.
¡Visca el Barça!